Diabetes 3: Consejos Nutricionales

consejos nutricionales en diabetes mellitus

30 Oct Diabetes 3: Consejos Nutricionales

Tras explicaros las diferencias entre los diferentes tipos de diabetes, y qué es el índice glucémico de los alimentos, ahora toca hablar sobre el tratamiento nutricional que deben seguir los diabéticos. Este es un punto muy importante en las personas que padecen diabetes, ya que un buen aporte calórico y nutricional puede favorecer el pronóstico de la enfermedad y un mejor control de sus niveles de glucemia.

Objetivos principales en diabetes

 Alcanzar y mantener el peso ideal o razonable en adultos y un crecimiento y desarrollo normal en niños.

 En caso de obesidad y diabetes, es importante reducir el aporte calórico (principalmente se disminuirá el aporte de grasa, pero nunca llegando a eliminarlas completamente de la dieta) para conseguir el peso correcto y mejorar la situación metabólica.

 Conseguir y mantener en lo posible concentraciones de glucemia lo más estable posible.

 Mantener concentraciones óptimas de lípidos, reduciendo el aporte de grasa saturada (AGS) y colesterol con el fin de reducir también el colesterol LDL.

 Aquellos que tomen hipoglucemiantes orales en su control de la diabetes, deben intentar mantener constante día a día la cantidad y distribución de los hidratos de carbono.

 En cuanto a la sal, intentar reducirla para evitar posibles complicaciones cardiovasculares. Es más apropiado el uso de especias para condimentar los alimentos y así disminuir el consumo de sodio.

Una vez que ya conocemos los objetivos, pasamos al estudio de los alimentos como tal, de modo que quede de forma clara cuáles pueden consumirse libremente y cuáles no:

CLÍNICA DE NUTRICIÓN

En nuestra clínica de nutrición adaptamos totalmente el plan nutricional a tus gustos, enfermedades, alergias y necesidades. Además, incluimos mucha educación nutricional para enseñarte a comer y cocinar sano y equilibrado, pero también sabroso. 

1) ALIMENTOS LIBRES (no modifican los niveles de glucosa)

 Alimentos ricos en proteínas: carnes, pescados y huevos principalmente.

 Alimentos ricos en grasa (intentar que no aporte un nivel elevado de grasa saturada).

 Alimentos que tienen menos del 5% de carbohidratos.

 Se pueden consumir en cantidad y horarios libres.

2) ALIMENTOS NO RECOMENDADOS (hidratos de carbono de absorción rápida)

 Azúcares simples.

 Alimentos de índice glucémico elevado (pueden producir picos glucémicos, es decir, subidas repentinas en los niveles de glucemia).

 Son los alimentos aconsejados en caso de hipoglucemia.

3) ALIMENTOS CONTROLADOS O RESTRINGIDOS:

 Alimentos ricos en carbohidratos (>5%).

 Son los platos ricos en legumbres, cereales, verduras, féculas, hortalizas y frutas.

 Pan y leche.

 En ningún caso deben suprimirse de la dieta, sino que su consumo debe realizarse de forma regular y en función de otros factores como la actividad física.

4) EDULCORANTES

 Los edulcorantes acalóricos (aspartamo, sacarina, etc…), pueden ser utilizados sin límite.

 Los edulcorantes como el sorbitol, pueden causar diarreas tomados en exceso, por lo que hay que moderar su ingesta.

 El azúcardebe consumirse de forma limitada y controlada.

5) ALCOHOL

 Permitido en cantidades muy controladas y moderadas. Aconsejable que sea en pequeñas dosis y de graduación baja.

 Puede producir un efecto dual:

 Riesgo de hipoglucemia

 Hipercetoacidosis, si baja el nivel de insulina de golpe.

Por último, os facilitamos una serie de pautas para casos especiales, aunque en todos ellos es importante tratarlos con un especialista en nutrición para evitar un posible descontrol en la glucemia:

 

En caso de enfermedad:
Como defensa del organismo, el cortisol aumenta lo que causará el aumento de la glucosa en sangre. Será importante adaptar la insulina para que no cause complicaciones como cetoacidosis.
Aconsejable la utilización de alimentos con ausencia total de grasa (que NO sean cetogénicos) y aumentar la ingesta de agua.
Aumentar el aporte de electrolitos o minerales con alimentos como: zumo natural, galletas maría, sémola y arroz. Sin olvidar las bebidas isotónicas (contienen 10% de carbohidratos).

 

Actividad Física:
Aconsejar aproximadamente 2 raciones de carbohidratos por cada hora de ejercicio.
Según el tipo de deporte, el aporte de carbohidratos será distinto, pudiendo ser antes o durante el mismo.
Siempre a la finalización intentar reponer rápidamente la glucemia, es estos casos bebidas isotónicas pueden ser muy beneficiosas por su aporte de carbohidratos.

 

Viajes:
Dependiendo del lugar del viaje, añadir o quitar comida en función de la hora del destino para poder compensar la distribución de carbohidratos a lo largo del día y el tratamiento con insulina.
Ya solo quedaría hablar, de una manera fácil, sencilla y rápida, de cómo controlar el aporte de hidratos de carbono para poder tener un mejor control en los niveles de glucemia gracias al uso de los EQUIVALENTES, los cuales trataremos en el próximo artículo.
Adrián López López
No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies