Cremas y purés de temporada para el invierno

cremas y purés de temporada

23 Nov Cremas y purés de temporada para el invierno

Con el frío llega la temporada de cremas y purés, platos calientes y reconstituyentes que nos ayudan a entrar en caliente en los meses de invierno. Por eso, en este artículo os queremos dar una pequeña guía sobre cremas y purés de temporada para el invierno. El consumo de cremas y purés tiene multitud de beneficios. En primer lugar, es una gran forma de que las personas reticentes a comer verduras lo hagan, como por ejemplo los niños, ya que se camuflan en una textura muy agradable, sabores suaves y colores llamativos. Las cremas y purés presentan una cantidad considerable de agua y, por ello, son recetas que ayudan a mantener una correcta hidratación. Además, habitualmente son plato bajos en calorías.

Para la elaboración de cremas y purés de temporada, se utilizan por lo general ingredientes muy variados con infinidad de combinaciones. Las cremas y purés pueden adaptarse a todos los gustos, necesidades, edad y la estación del año. De esta manera, podremos crear decenas de cremas y purés de temporada distintas, para salir de la monotonía en la cocina.

 

Consejos para preparar cremas y purés de temporada

En Nutrición y Cocina te queremos dar los mejores trucos para conseguir unas cremas y purés de temporada muy sabrosas y nutritivas. Comenzamos con una selección de verduras de temporada que estén lo suficientemente maduras, para aportar su dulzor propio. Recomendamos cortar las verduras y hortalizas de tamaños similares para que a la hora de la cocción se hagan todos al mismo tiempo, y no queden unos trozos muy hechos y otros duros. Por ejemplo, se pueden cortar las verduras en dados de 3-4 centímetros.

Una vez cortadas, las vertimos al puchero con un chorro de aceite acompañada de dos elementos aromáticos que les darán un toque esencial a todas las cremas, la cebolla y el puerro. Salpimentamos al gusto y usamos las especias que más nos gusten.

Se deja rehogar hasta que las verduras se doren y suden, soltando todo su sabor. A continuación, se vierte agua o algún tipo de caldo (mejor si son neutros, para que no tape el sabor de la crema). Recomendamos echar el agua o caldo necesaria hasta cubrir las verduras, aunque esto depende de si queremos conseguir una textura más espesa o más líquida.

El tiempo de cocción dependerá de cada verdura y del tamaño en que hayas cortado los trozos, pero lo importante es dejarlo cocer hasta que queden blandas (ve pinchándolas con un cuchillo).

Otro truco que debes tener en cuenta es que, ante la duda, se puede retirar parte del líquido tras la cocción y antes de triturar. Posteriormente, siempre tendrás tiempo de añadir un poco más de líquido para lograr la textura que deseas.

Una vez triturado, para eliminar el aire y conseguir una textura más cremosa, lo ponemos al fuego para que vuelva a hervir unos minutos.

 

¿Cómo puedes enriquecer las cremas y purés?

Para espesar las cremas y suavizar el sabor, se puede emplear patata, la cual añadiremos cortada al mismo tamaño que el resto de verduras y hortalizas al inicio de la cocción. Otra opción para espesar la crema son las legumbres y el arroz, los cuales también se echan junto con las verduras, para que puedan cocerse y triturar. Con esto conseguimos unas cremas y purés de temporada con mayor consistencia y más ricas nutritivamente.

Si buscamos aumentar la cremosidad, los lácteos son la mejor opción. Principalmente, se utiliza la nata, quesitos, leche o leche evaporada. Los lácteos deben añadirse al final de la cocción, a la hora de triturar la crema. Estos se echarán al final de la cocción, a la hora de batirlo o como toque final en la presentación del plato. En caso de buscar una crema baja en calorías, lo ideal sería emplear un chorro de leche semidesnatada.

cremas y purés de temporada

Dále un toque especial a tus crema y purés de temporada

 Aceites aromáticos. Con estos aceites puedes convertir cada crema en una crema única y con personalidad. Por ejemplo, un chorro de aceite de albahaca a tu crema de calabaza, aceite aromático de nueces en una crema de calabacín o aceite de romero en una crema de brócoli. ¡Las opciones son infinitas!

 Elemento crujiente para añadir textura a la crema. Para ello se pueden emplear picatostes, frutos secos enteros o troceados, semillas, crujiente de jamón, queso o alguna de las frutas y verduras de temporada como la granada o la naranja.

 Añadir textura con virutas de jamón, huevo duro, taquitos de queso, queso rallado o setas y champiñones.

 Especias. En función de vuestros gustos, pueden utilizarse decenas de combinaciones de especias. Por ejemplo, añadir curry, comino, pimentón, pimienta negra, …, dará un toque especial a tu crema o pure de temporada. ¿Te gusta el picante? Prueba a añadir un poco de cayena en el rehogado, o chile troceado como decoración final.

 Aromatizar con hierbas como el cebollino, laurel, cilantro, perejil, romero, tomillo, orégano, etc.

 

7 cremas y purés de temporada

 

Crema de calabaza y naranjas

Con esta crema daremos un giro a la crema de calabaza tradicional mediante un toque ácido que nos ofrece la naranja. Para elaborarla, deben rehogarse las verduras junto con una naranja pelada, troceada y sin las partes blancas.

cremas y purés de temporada, crema de calabaza y naranja

 

Crema de calabaza al curry

Otro clásico de la crema de calabaza es especiarla con un poco de curry. Rehogaremos la cebolla, ajo, puerro y calabaza al igual que con la crema normal. Una vez cubiertas las verduras con el agua o caldo, se añade el curry y se deja cocer.

 

Crema de alubias blancas con costrones de pan y crujiente de cecina

Para esta deliciosa crema necesitamos una base de calabacín, cebolla, ajo y puerro y las alubias blancas ya cocidas. Para los crujientes de cecina, se debe colocar la cecina loncheada en el horno a 180ºC durante 15 minutos. Este crujiente puede sustituirse por crujiente de jamón o de queso.

 

Crema de otoño con manzana, hongos y castañas

Para la elaboración de esta espectacular crema de otoño, comenzamos rehogando puerro, patata y manzana. Por otro lado, salteamos los hongos con unos daditos de manzana. Para servir se coloca la crema en un plato o tazón, y decoramos con los hongos y manzana salteados, un chorrito de aceite de oliva y castaña asada troceada.

 

Crema de espárragos verdes con bacalao

Este tipo de cremas se caracteriza por integrar la parte proteica de la comida en la crema.

Para ello, realizamos la crema de espárragos. Por un lado, rehogando la cebolla el ajo, los espárragos y la patata y por otro hacemos los lomos de bacalao al pilpil. Para la decoración dejamos unas cabezas de espárragos sin triturar y las colocamos encima de la crema.

Podemos realizar otro pescado, como merluza, para hacerlo con diferentes cremas y es una combinación ideal para las cenas.

cremas y purés de temporada

 

Crema de coliflor con cúrcuma y comino

Rehogamos la coliflor con la cebolla y el puerro. Agregamos la cúrcuma y el comino, dejamos que se integren los sabores e introducimos el agua o caldo. Lo dejamos cocer, y añadimos un chorro de leche o nata. Trituramos y listo.

Beatriz Ganuza

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies