Falsos Mitos de la nutrición I

11 Ago Falsos Mitos de la nutrición I

Con esta serie de publicaciones, desde Nutrición y Cocina pretendemos desmentir tantos y tantos falsos mitos de la nutrición que se hacen populares mediante el boca a boca y que, algunos de ellos, lejos de ser saludables pueden llegar a ser perjudiciales para nuestra salud.
Esta sección quiere dar respuestas a estos falsos mitos de la nutrición.
Si queréis tratar algún tema en especial por favor hacer nos lo llegar a nuestro correo electrónico nutricionyc@gmail.com.
Falsos mitos de la nutrición: ¿Engorda la fruta?

La fruta se agrupa dentro de los alimentos reguladores. Este grupo se caracteriza por no tener muchas calorías y por su gran contenido en fibra, minerales y vitaminas.

Un ejemplo es el siguiente:
Energía Kcal
Gramos totales
Densidad Energética
Bocadillo
de pavo*
192
175
1,1
Plátano
Grande
141
225
0,63
Manzana
Grande
120
250
0,48
Melocotón
grande
114
250
0,46
Donut de
chocolate
250
50
5
Magdalenas
223
50
4,46
 *Bocadillo de pavo tiene: Pan normal 50g, pavo 50g.

En la tabla puede observarse cómo alimentos como el bocadillo o, en mayor medida, los productos de bollería tienen un aporte energético mayor al de las frutas, incluso aunque el total de gramos es inferior (de ahí proviene el concepto de densidad energética).
Esta densidad energética la calculamos dividiendo el aporte energético (en Kcal) entre los gramos totales.

Las frutas es un alimento poco energético en comparación con otros grupos de alimentos y son fundamentales para llevar una dieta equilibrada, ya que su aporte en micronutrientes, y en fibra, es excepcional. Este aporte de energía proviene principalmente de azúcares simples como la fructosa. Las recomendaciones mínimas son de 3 piezas de fruta al día (incluyendo zumos).
Falsos mitos de la nutrición: ¿El agua engorda?
El agua es un nutriente indispensable para la vida. Además de no aportar ninguna caloría, se trata de un nutriente fundamental para numerosos procesos fisiológicos:
  • Componente fundamental de las células y los tejidos de nuestro cuerpo.
  • Esencial para transportar nutrientes y oxígeno a través de la sangre.
  • Colabora en los procesos de digestión, absorción y excreción.
  • Es desintoxicante, ya que promueve la eliminación de residuos y toxinas a través de los riñones.
  • Contribuye a la regulación de la temperatura corporal.
Cuántas veces habremos escuchado: “No tomar agua durante las comidas porque engorda, solo tomarla antes o después de la comida.” Este enunciado es falso por todas las razones citadas anteriormente.
Para una buena hidratación y una buena salud te recordamos nuestros consejos para mantener tu cuerpo hidratado.
Tags:
No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies